Noticias

Vision Zero, el programa de cambio cultural para erradicar la siniestralidad laboral

Solo en 2018, en España se contabilizaron 602.316 siniestros laborales de diferente naturaleza. Conscientes de que conseguir un daño 0 es fundamental en cualquier organización, numerosas empresas de todo el mundo se afanan en los últimos tiempos en implantar programas que transformen profundamente el concepto de la prevención en el trabajo.

La reducción de la siniestralidad laboral no es aspecto que vaya únicamente de cifras, va de personas. Aquellas compañías que de verdad quieren cambiar este paradigma son las que terminan asumiendo este principio fundamental. Existen diversas herramientas para el cambio cultural, pero uno de los programas más potentes es el denominado «Vision Zero», un proyecto auspiciado por la Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS) y que ya ha contado con la participación de punteras empresas a nivel global.

Hinojosa se apunta a la Vision Zero

Este programa nació bajo una potente premisa: «todos los accidentes, las enfermedades y daños relacionados con el trabajo pueden evitarse». Son situaciones que no se producen en los centros de trabajo por mera casualidad: «siempre hay una causa». En las empresas que se sumergen en este innovador programa (que en Hinojosa tendrá una duración de 20 meses), se inocula una nueva cultura de la prevención, concienciando a cada una de las capas organizativas de que es posible prevenir «los accidentes, los daños y las enfermedades» relacionadas con el trabajo. Es más, se asume que sus causas se pueden terminar eliminando.

¿Por qué es importante asumir unas condiciones de trabajo seguras? Hay muchas razones, pero se pueden destacar dos:

  • Porque existen cifras contundentes que aseguran que cada dólar invertido en seguridad genera un impacto positivo que dobla esta cantidad.
  • Por la apuesta de Hinojosa por la integridad física y moral de las personas, el recurso más preciado.

¿Cómo se implanta el programa Vision Zero en Hinojosa?

A lo largo de los 18-20 meses de extensión, los cambios derivados de esta iniciativa podrán verse reflejados en todas las plantas de Hinojosa. La primera piedra del camino afecta a los órganos de dirección, aunque todos los trabajadores serán participes. Se crearán talleres, círculos de prevención y nuevos indicadores de mejora que tendrán que vigilarse constantemente.

Vision Zero es un programa flexible que se adapta a la compañía en la que se imparte, por eso en Hinojosa se ha lanzado con los siguientes objetivos específicos:

  • Reforzar el rol de la dirección y los mandos en la acción preventiva.
  • Analizar las áreas en las que puede mejorar la compañía, con un refuerzo del compromiso en este sentido.
  • Analizar posibles vías que incrementen y mejoren la cultura preventiva dentro de la organización, integrando todos los aspectos preventivos dentro de ella.

Tanto la dirección como la línea de mando tienen un papel fundamental dentro de un programa «Vision Zero». En primer lugar, son los encargados de formarse, y formar posteriormente, en aspectos relacionados con la seguridad. Además, deben asumir un rol de diálogo para hablar de expectativas en seguridad y saber reconocer los logros grupales e individuales en este aspecto.

Pero existen otros tres ejes fundamentales, que deben cumplir desde este escalafón para trasladar correctamente el cambio de cultura al resto de la organización:

  • Deben dar ejemplo, asumiendo su propia responsabilidad e instruyendo a los trabajadores.
  • Deben estar informados. Es fundamental que conozcan los riesgos, que revisen posibles incidentes y lleven un claro control de los indicadores de seguridad.
  • Deben supervisar. Son los responsables del seguimiento y respuesta del plan a todos los niveles.
EditorVision Zero, el programa de cambio cultural para erradicar la siniestralidad laboral